• (222) 2.42.09.93
  • contacto@faao.mx
  • Calle 9 Sur #4908 Col. Prados Agua Azul
  • C.P. 72430 Puebla, Puebla.

CONTEXTO

El sector agropecuario mexicano ha enfrentado transformaciones profundas durante las tres últimas décadas. El continuo proceso de urbanización, el intenso proceso de globalización y las transformaciones demográficas han configurado un nuevo entorno para el sector agropecuario, el cual se caracteriza por cambios tecnológicos que redundan en mejoras de la productividad, nuevos cultivos que se ajustan a las exigencias de un mercado internacional, modificaciones genéticas que mejoran las variedades de los productos, nuevos esquemas organizacionales que dinamicen las formas de comercialización y modifican los métodos de inserción en el mercado mundial e incluso, el surgimiento de nuevos esquemas de desarrollo rural. Asimismo, y derivado de los cambios climáticos normales incluso en un planeta vivo que generán incertidumbre en los eventos climatológicos y en ocasiones consecuencialmente de eventos de plagas y enfermedades que afectan o pueden afectan en mayor o menor las diferentes especies vegetales, animales, así como las estructuras productivas que forman parte del entorno de producción de los agricultores.

  En este marco se han implementado y/o recomendado diferentes acciones que de alguna manera propician la reconversión productiva, promueven la diversificación de los cultivos tradicionales, ofrecen asesoría tecnológica, generan infraestructura, así como instrumentación de acciones que disminuyan la incertidumbre y el riesgo en las actividades agropecuarias, mediante programas más activos del seguro agropecuario.

EL SEGURO AGROPECUARIO es un instrumento importante para manejar los riesgos asociados a la producción, en un contexto de patrones climatológicos cambiantes, cada vez más frecuentes y de mayor impacto, sobre todo en la agricultura de temporal.

EL SEGURO AGROPECUARIO brinda protección y seguridad a las inversiones en las actividades agropecuarias, evitando la descapitalización de los productores al permitir la continuidad de su actividad productiva.